Global retail
¿Cómo pueden las tiendas de licores gestionar eficazmente su inventario?
Global retail

¿Cómo pueden las tiendas de licores gestionar eficazmente su inventario?

5 min de leer
Maryna Makarchuk
Maryna MakarchukHead of Implementation
las tiendas de licores

¿Sabías que el mercado mundial de bebidas alcohólicas crecerá 1.500 millones de euros en 2021? La demanda de alcohol aumenta exponencialmente impulsada por los ingresos que genera y por unas prácticas culturales cambiantes.

El crecimiento del mercado se debe a varios factores:

La aparición de nuevas marcas y productos apunta a que es más probable que los consumidores se sientan atraídos por todo lo innovador.

Para seguir siendo competitivo, además de analizar la demanda, debes poner el foco en comprender la cultura de consumo actual. Por ejemplo, no tendrán las mismas preferencias las personas que viven en sitios con un clima cálido, que las que viven en regiones más frías.

Un vendedor o minorista debe asegurarse de ordenar sus productos con precisión y de optimizar el espacio en sus estantes. Pero también debe enfocarse en automatizar al máximo sus pedidos, ya que esto es clave para comprender la gestión del inventario en una licorería y para tener en cuenta cada aspecto del proceso de producción.

La experiencia de Leafio en el campo de la automatización

Lo primero que debemos entender al adentrarnos en el mundo de la gestión de inventarios es la inmensa importancia de analizar los indicadores de rendimiento, ya que sin un análisis que te proporcione datos reales y accionables, es imposible comprender si tu negocio está yendo por el camino correcto.

Si no analizas de forma adecuada los indicadores de rendimiento del control de inventario de tu tienda de licores, es imposible evaluar la calidad del proceso de gestión, si se están aplicando correctamente los procedimientos de pedido, etc.

El personal del departamento de compras suele cansarse fácilmente de estas tareas, lo que se traduce en una ineficiencia en el uso de los recursos humanos de la empresa. Como la gama de productos de una tienda de bebidas alcohólicas es bastante diversa, su responsable debe hacer frente a una gran cantidad de pedidos, que generalmente procesa en una hoja de Excel para posteriormente lanzárselos a su proveedor a través de mensajes o por teléfono.

Sin un análisis transparente de la gestión de los pedidos, no se puede hacer un seguimiento de parámetros tan importantes como la fiabilidad de un proveedor o la precisión con la que se están ejecutando los pedidos, lo que se traduce en una licorería que gestiona su stock de una forma tremendamente pobre.

Ocurre también que muchos responsables tienden a generar los pedidos de una manera improvisada e intuitiva. Esto entraña cierto peligro, ya que si sólo te dejas guiar por tu instinto y rara vez respaldas estas decisiones con datos o realizas análisis cualitativos, tendrás dificultades para comprender cómo y dónde se están cometiendo los errores.

Este tipo de comercios suele además vender alimentos, es decir, productos perecederos con un tiempo de vida limitado, por lo que los errores pueden ocasionar pérdidas económicas muy significativas. Si una licorería es capaz de gestionar bien las ventas de snacks, el crecimiento de las ventas netas generales aumentará en la misma proporción, puesto que esta categoría de productos representa una quinta parte de las ventas en los establecimientos de esta clase.

Por tanto, es totalmente crucial que los propietarios y responsables de las tiendas de licores comprendan la importancia que tiene el llevar a cabo una gestión adecuada de sus existencias, y que además conozcan las herramientas con las que lo pueden lograr. Esta máxima no sólo aplica al negocio de las bebidas alcohólicas, sino a la mayoría de industrias de hoy en día.

Existen dos soluciones principales en el mercado, basadas en los principios de suministro push o pull. El primero sostiene que los productos deben fabricarse y enviarse en función de la demanda prevista, y el segundo que la estrategia de la cadena de suministro debe estar guiada por la demanda real del consumidor. Leafio demuestra que el sistema pull resulta mucho más eficiente en el control de inventarios.

Una buena herramienta de gestión de inventario debería tener las siguientes características:

Para lograrlo, sigue todos y cada uno de los pasos que te describimos a continuación:

  1. Centralización del departamento de compras

Cuando los responsables delegan la responsabilidad de procesos comerciales específicos a sus empleados, la productividad aumenta significativamente. Y además con la ayuda de un programa de automatización de la gestión de stock es posible manejar con éxito una red completa de tiendas sin utilizar demasiado personal. Especialmente si este programa incluye potentes algoritmos analíticos de gestión de pedidos.

  1. Automatización de los pedidos

La automatización te permite utilizar tus recursos de una forma más eficiente y liberar tiempo para las tareas realmente estratégicas e innovadoras. Además te permite controlar por completo la actividad de tus almacenes y optimizar todos los aspectos del trabajo relacionado con la gestión del inventario.

La automatización de pedidos también puede ayudarte a hacer frente a situaciones logísticas especiales. Con un buen programa de control de inventario aplicado a tu licorería podrías controlar de forma íntegra la cantidad de pedidos, por ejemplo para generar automáticamente un número específico en función de los productos que tienen más demanda.

  1. Gestión de inventarios según categorías de producto

Como ya mencionamos, es fundamental entender que categorías como la cerveza de barril y los snacks requieren una atención especial, puesto que son la base de muchas tiendas de bebidas alcohólicas.

Al realizar un pedido, debes tener en cuenta no sólo el consumo de estos productos, sino también la heterogeneidad de su demanda. Los fines de semana suelen estar más solicitados que los días laborables, por ejemplo.

Tienda de cerveza

No te olvides de controlar factores clave como el grado de amortización según la vida útil vencida, la vida útil residual del producto a su llegada, la demanda cambiante según el día de la semana y el nivel de servicio deseado del proveedor.

Tener en cuenta toda esta información a la hora de gestionar varios pedidos, es complicado. Si siempre generas las mismas órdenes para todas las categorías, es más probable que te olvides de factores importantes, con lo que la precisión del proceso será menor. Por todo ello, gestionar de forma automatizada el inventario de una tienda de bebidas alcohólicas resulta crucial.

Un sistema de control de existencias es una herramienta que, bien utilizada, te permitirá alcanzar los máximos resultados dentro de un mercado difícil, en que el coronavirus no está ayudando. Tú eres el/la responsable de tu stock y de entender que si no adaptas la gestión de tu inventario, tu negocio de bebidas podría encontrarse en la cuerda floja.


Maryna Makarchuk
Maryna MakarchukHead of Implementation

ARTÍCULOS RELACIONADOS

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN DE NOTICIAS

No se pierda nuestro boletín semanal

44.200.40.195
;